lunes, 15 de agosto de 2016

Programando con Smalltalk


Comenzar con Smalltalk no es fácil y menos para personas que venimos de otros entornos.  Antes de meternos de lleno con cosas como la sintaxis, estos son algunos consejos y comentarios que pretenden facilitar el acceso a Smalltalk.

La curva de aprendizaje: es alta al comienzo. Smalltalk tiene una visión diferente de como debiera ser la experiencia con los ordenadores, esa diferencia de concepción hace que los inicios con Smalltalk sean un poco desconcertante para personas que ya tengan experiencia en informática.

Shock cultural: La mayoría de los desentendimientos iniciales tienen que ver con una forma diferente de ver y entender la informática. Smalltalk no es difícil, sólo es diferente.

El código: El código escrito es importante, pero mucho más importante es el conocimiento que vamos obteniendo conforme programamos.  Si aprendemos día a día, probablemente el código viejo no sea bueno.  Tirar código no es malo, lo malo es no aprender a diario.

Trabajo incremental: Un ambiente como Smalltalk es ideal para trabajar de forma incremental.  Los vicios que tenemos, producto del ciclo de desarrollo edición/compilación/prueba, no tienen sentido en Smalltalk y, en cierta forma, tenemos que aprender a programar de otra forma.

Por otro lado el costo de los cambios es mucho más bajo en Smalltalk que en otros lenguajes, eso permite relajarse y demorar las decisiones importantes de diseño hasta que sepamos suficiente del dominio.  No es de extrañarse que las metodologías ágiles hayan sido desarrolladas en Smalltalk.

No hay archivos fuentes: En Smalltalk no hay un archivo con los fuentes y todo, incluso el código, está dentro del ambiente de objetos. Esto no quiere decir que no se pueda mover código entre imágenes de Smalltalk y existen distintas opciones para mover código de un Smalltalk a otro.