domingo, 4 de julio de 2010

BPM

BPM (Business Process Management) es lo que normalmente llamabamos workflow, es decir es un a forma de representar los procesos, los cuales son seguidos por el sistema. Permitiendo en tiempo de ejecución modificar el workflow y que se aplique estos cambios sin volver a compilar ni a bajar o subir la aplicación.

BPM marca al sistema el orden de ejecución de procesos dando la flexibilidad para poder modificar este orden cuando se lo desee. Esto permite centrarse en la lógica de negocio dando el poder de decisión al usuario final el cual por medio de un editor puede modificar el workflow como crea más conveniente. Se centra en el negocio. Faculta a los individuos de cualquier rincón de una empresa para alcanzar un mayor éxito. Reúne a personas y sistemas. BPM es donde se condensan todas las elevadas ambiciones y mejores estrategias.

BPM es un concepto muy sencillo. Es un conjunto de métodos, herramientas y tecnologías utilizados para diseñar, representar, analizar y controlar procesos de negocio operacionales; un enfoque centrado en los procesos para mejorar el rendimiento que combina las tecnologías de la información con metodologías de proceso y gobierno.

El objetivo de una solución para la gestión de procesos de negocio es proporcionar, dentro de las TI, implementaciones automatizadas de procesos de negocio de la vida real, como por ejemplo los procesos de pedidos y cobros, o de gestión de reclamaciones. Combinada con una SOA, esta forma de proporcionar funcionalidades de TI, con una visión orientada a procesos.

La tecnología BPM es el resultado de muchos años de experiencia en desarrollo y aplicación; el producto de los avances más actuales en sistemas y procesamiento de información; la cumbre de todas las arquitecturas, lenguajes y protocolos informáticos. La tecnología BPM constituye un gran avance, y un nuevo paradigma en cuanto a flexibilidad, gestión y control de información y datos.

BPM, como práctica de gestión integral, es el resultado de la combinación de avances técnicos con métodos y prácticas establecidos, de un modelo empresarial centrado en el proceso.

La tecnología BPM incluye todo lo que necesita a la hora de diseñar, representar, analizar y controlar los procesos de negocio operacionales:
  • El diseño y modelado de procesos posibilitan que, de forma fácil y rigurosa, pueda definir procesos que abarcan cadenas de valor y coordinar los roles y comportamientos de todas las personas, sistemas y otros recursos necesarios.
  • La integración le permite incluir en los procesos de negocio cualquier sistema de información, sistema de control, fuente de datos o cualquier otra tecnología. La arquitectura orientada a servicios (SOA) lo hace más rápido y fácil que nunca. No es necesario desprenderse de las inversiones ya realizadas; todo se puede reutilizar.
  • Los entornos de trabajo de aplicaciones compuestas le permiten construir e implementar aplicaciones basadas en web casi de forma instantánea, completamente funcionales y sin necesidad de código.
  • La ejecución convierte de forma directa los modelos en acción en el mundo real, coordinando los procesos en tiempo real.
  • La supervisión de la actividad de negocio (BAM) realiza el seguimiento del rendimiento de los procesos mientras suceden, controlando muchos indicadores, mostrando las métricas de los procesos y tendencias clave y prediciendo futuros comportamientos.
  • El control le permite responder a eventos en los procesos de acuerdo a las circunstancias, como cambio en las reglas, notificaciones, excepciones y transferencia de incidentes a un nivel superior.