jueves, 24 de marzo de 2011

EAI (Enterprise Application Integration)

EAI (Enterprise Application Integration, traducido al español como integración de aplicaciones empresariales) es definido como el uso de software y sistemas de computadora para integrar un conjunto de aplicaciones.
El propósito de la EAI es lograr la interoperabilidad y organización del flujo de información entre aplicaciones heterogéneas, es decir, asegurar la comunicación entre las distintas aplicaciones y formar el sistema de información de la empresa, incluso de los clientes, socios o proveedores.

Por lo tanto, y en primer lugar, un proyecto de EAI implica implementar una arquitectura bajo la cual las distintas aplicaciones se comuniquen entre sí. En consecuencia, esto conlleva el desarrollo de conectores (middleware) que posibilitan la interfaz de aplicaciones mediante el uso de distintos protocolos de comunicación (por lo general exclusivos).

Sin embargo, el proyecto de EAI va más allá de la interoperabilidad de las aplicaciones: ofrece la posibilidad de definir un workflow entre las aplicaciones; así, representa una alternativa a la ERP1 con un enfoque más modular.
No obstante, la EAI todavía presenta limitaciones relacionadas con la rigidez de los sistemas heredados (en inglés legacy), porque se debe modificar el middleware cuando hay cambios importantes en las aplicaciones.

Cuando los sistemas no pueden compartir su información efectivamente se crean cuellos de botella que requieren de la intervención humana en la forma de toma de decisiones o en el ingreso mismo de la información. Con una arquitectura EAI correctamente implementada, las organizaciones pueden enfocar la mayoría de sus esfuerzos en la creación de competencias que generen valor en lugar de enfocarse en la coordinación de labores operativas.

Durante varias generaciones, los sistemas de las empresas han servido para un propósito especifico a un único usuario o grupo de usuarios, los cuales actúan como la interfaz de dicho sistema con el resto de la organización, con lo cual se ha limitado su conexión con otros sistemas modernos o más amplios en la empresa, más aún por la creciente demanda de las empresas por compartir datos y usarlos en sus procesos sin tener que realizar cambios en sus aplicaciones o en sus estructuras de datos.

Uno de los retos que encaran las organizaciones modernas es darles a sus empleados información completa en tiempo real. Muchas de las aplicaciones en uso actualmente se apoyan en tecnologías antiguas, por lo cual esos sistemas enfrentan dificultades a la hora de mover esta información entre las aplicaciones.

EAI, como una disciplina, busca solventar muchos de esos problemas, así como crear nuevos paradigmas para ciertamente mejorar las organizaciones, tratando de trascender el objetivo de conectar las aplicaciones individuales para buscar ser un mecanismo de incrementar el conocimiento de la organización y crear ventajas competitivas futuras a la empresa.

La integración de aplicaciones de empresa ha incrementado su importancia porque la computación en las empresas frecuentemente toma la forma de islas de información. Esto ocasiona que el valor de los sistemas individuales no sea aprovechado al máximo debido a su mismo aislamiento.

Si la integración se aplica sin seguir un enfoque estructurado de EAI, las conexiones punto a punto crecen al interior de la organización resultando en una masa imberbe que es difícil de mantener. Esto se denota normalmente como el espagueti, en alusión al equivalente en programación: el código espagueti.
EAI puede ser usado con diferentes fines:
  • Integración de datos (información): asegurando que la información en varios sistemas es consistente. Esto también se conoce como EII (Enterprise Information Integration).
  • Integración de procesos: enlace de los procesos de negocios entre diferentes aplicaciones.
  • Independencia de proveedor: extrayendo las políticas o reglas del negocio de las aplicaciones e implementándolas en un sistema EAI, de forma que cualquiera de las aplicaciones usadas pueda ser cambiada sin que dichas reglas de negocio deban ser reimplementadas.
  • Facade común: Un sistema EAI puede actuar como el front-end de un cúmulo de aplicaciones, proporcionando una interfaz de acceso única y consistente a esas aplicaciones y aislando a los usuarios sobre la interacción con distintas aplicaciones.